La nueva economía: mitigando el riesgo, aumentando la rentabilidad y disminuyendo el costo


A finales de los años 90 y principios del 2000 se entendía a la nueva economía como el boom de la época de internet, conocida como la burbuja de internet, en donde bastaba tener un buen plan de negocios en papel para ir a pedirle dinero a “Venture Capitalists” o socios capitalistas en búsqueda de una aventura de negocios.

Hoy sabemos que si bien existe la nueva economía, siguen predominando las mismas viejas reglas y entonces podemos asegurar que hay 3 aspectos fundamentales que deben de ser considerados

1.     Mitigar el riesgo. Entendiendo por esto a pasar de reaccionar ante un problema a anticipar y responder antes de que ocurra. Esto es posible al contar con sistemas que monitoreen los indicadores básicos de la salud del negocio, y ante cualquier variación alertan de forma automática a sus interesados. Asimismo, el prepararse para cualquier contingencia, tales como las famosas marchas, que atoran las actividades cotidianas. Para este caso, el poder trabajar de forma remota o tener la facilidad de desplazarse a otro sitio de trabajo para trabajar son algunas de las alternativas. Por último, el contar con reglas de negocio previamente establecidas en sistemas internos, permitirán alertar, ejecutar o corregir problemas que deben de dejar de depender de los humanos y empezar a reforzarse con la tecnología.

 

2.     Aumentar la rentabilidad. Este tema implica el empezar a borrar las fronteras entre los clientes y los proveedores, de tal suerte que en vez de compartir el correo electrónico en un ir y venir entre las empresas ahora se compartan los procesos de los negocios. Si vamos a lo más básico, lo primero a resolver es la comunicación con ellos, donde se cuente con presencia instantánea (saber de mis clientes y proveedores quienes están disponibles para preguntar algo o interactuar rápidamente) poder escuchar el correo electrónico y contestarlo con comandos de voz, poder emplear nuestra computadora como una extensión telefónica, poder escuchar desde nuestra computadora cualquier mensaje que se haya dejado en nuestro correo de voz. Esto en su conjunto se conoce como comunicación unificada, y un sano complemento a la misma es la tele presencia, que emplea a internet para poder desarrollar reuniones a distancia lográndose ver en alta definición, casi como si se estuviera en persona, pero evitando lo referente a los gastos de transporte y viáticos, además de evitar el tiempo perdido en transportarse. Y Por último, otro de los puntos relevantes es poder ejecutar desde donde nos encontremos, no solamente enterarnos de algo, de tal forma que una autorización, consulta o procesamiento pueda hacerse en cualquier lugar y momento. Como referencia, esto implica el dejar de tener la información en papel y tenerla de forma digital, y aun aquella que demanda ser judicialmente aceptada podrá serlo si se apega a la NOM 151.

 

3.     Disminuir los costos operativos. Estos se verán mejorados cuando las empresas se dedican a su verdadero objeto de negocio y pactan niveles de servicio (aseguramiento de la forma en la que una actividad se lleva a cabo con consecuencias en el caso de incumplimiento para el prestador del servicio) con un tercero que maquila los servicios que no son del objeto del negocio, aun siendo éstos muy relevantes para el resultado final, como sería la administración de la tecnología y su operación. Otro tema es la virtualización o consolidación de la información en un solo equipo físico, aparentando para las personas el trabajar en varios equipos. El poder hacer que un solo equipo de servicio emulando varios reduce en términos absolutos la cantidad de espacio en la oficina y su respectivo gasto eléctrico, menos temperatura que implica menos uso de aire acondicionado. Todo esto permite a la postre el  garantizar la ejecución, teniendo menos errores, menos fallas y mas oportunidad de ser mas predecibles y formales en el día a día.

 

Sin embargo, todo esto no debe de ser empleado por nosotros únicamente, de forma egoísta, hacia adentro de la empresa. Es necesario hacerlo extensivo a nuestros principales clientes y proveedores, ya que cuando ellos a su vez ahorran, se agilizan y evitan problemas, nos dan un impacto positivo a nosotros en precios y costos, ganando así todos simultáneamente.

 

Con esto se puede concluir que, en la nueva economía se ha pasado del pico de la gran fantasía a la realidad operativa, donde no es suficiente hacer el trabajo bien, sino el escoger los trabajos a realizar para bien propio y del de nuestro ecosistema de negocios. ¿Tú qué opinas? Por otro lado te recuerdo que  ofrezco otro tipo de información cada semana en mi podcast: http://dixo.com/author/moises      Otra cosa más… Si tienes dudas, escríbeme un correo privado al correo del blog: moisespolishuk@hotmail.com      o bien, seleccionando “enviar un correo” aquí, abajito. SIEMPRE contesto, la regla es que sea un tema relacionado con negocios, dudas de tecnología, etcétera (no temas personales). Solo ten en cuenta que para contestarte debes de habilitar los permisos de tu correo para que “otros” puedan mandarte correo. NUNCA contesto en los comentarios del blog, ese es un espacio reservado solo para ti. Y si no te aburro demasiado, puedes seguirme en http://twitter.com/mpolishuk

 


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s