¿Mi jefa(e) es como mi Madre/Padre?


 

 

Si eres madre o padre y además tienes a tu cargo un grupo de personas que son tus subordinados, podrás notar que a veces, esos subrodinados tienen actitudes similares a las de tus hijos.

Hace poco vi a un empleado (de hecho ocupa un cargo de gerencia media) haciendo un santo berrinche, aventando cosas, pisoteando el piso, igualitito que un mocosito de 3 años.

En ese momento su jefa lo llamó, casi igual que cuando un padre llama a aun hijo, lo sacó a la “sala Marlboro” (la terraza de las oficinas a donde se permite fumar) habló con él de forma tranquila, con control visual, cara a cara, y fui viendo como poquito a poquito el gerente aquel, recuperaba la compostura hasta que regresó tranquilito a su lugar a terminar de trabajar.

Por lo anterior, podríamos decir que hay cierta correlación entre los subordinados y los hijos, y cualquier Mamá ó Papá “especializado” puede empezar a apoyar a sus subordinados de mejor forma, observando situaciones tales como:

1.     Reconocer que cualquier cambio es visto por el empleado no como un bien para la empresa, sino simplemente en  cómo le afecta a ella o él en lo personal. Tu labor como “Mamá/Papá jefe es ayudarlos a ver todas las implicantes y mejoras que el cambio ofrece

2.     Tus subordinados tardan más en aclimatarse a nuevos procesos e ideas. Así como un hijo no da las mismas zancadas que tú al caminar y por eso debes de ir mas despacito, igual los empleados, tardan en adaptarse a un proceso o aspecto laboral a diferente ritmo, en parte porque en la mayoría de los casos tú te enteraste antes y te fuiste haciendo a la idea.  Es por eso que se tiene que tener más paciencia y a veces hasta apoyarlos de forma paternalista en vez de estar soltando mentadas de madre cuando las cosas no están saliendo a la primera de algo nuevo.

3.     Como jefe o padre tú tienes mayor control sobre el futuro y las situaciones de las personas que te rodean. De vez en cuando es bueno dar libertad y control absoluto a los empleados e hijos para no sentirse estar amarrados a una correa que solo tu controlas.

4.     Aprende a escoger tus batallas. Lo mismo con los niños que con los subordinados, no debes de ganar todas, sede en algunas no relevantes y se enérgico en las que son estratégicas.

5.     Evita el no compartir la información. Andar con puros secretos genera molestia y sentimiento de falta de confianza. En la medida de lo posible comparte los temas relevantes. Al igual que en los hijos debes de confiar en tus subordinados.

6.     Al igual que con los hijos, si un subordinado está haciendo algo que no te parece, habla con esa persona de manera enérgica y directa sobre lo que debe de dejar de hacer o cambiar

7.     NUNCA regañes a un hijo o subordinado enfrente de otros niños o colegas de trabajo. Eso avergüenza y hace sentir mal a la gente, muchas veces sin siquiera modificar lo que te molestó. Siempre debes de tener una reunión uno a uno.

Espero que esta referencia a las relaciones paternales y su equivalente laboral te sirvan de la misma forma en la que me han servido a mí, y si tienes algunas sugerencias o comentarios adicionales de recetas que te han servido te agradeceré mucho que las comentes en este espacio.

Por otro lado te recuerdo que  ofrezco otro tipo de información cada semana en mi podcast: http://dixo.com/author/moises         Otra cosa más… Si tienes dudas, escríbeme un correo privado al correo del blog: moisespolishuk@hotmail.com   , SIEMPRE contesto, la regla es que sea un tema relacionado con negocios, dudas de tecnología, etcétera (no temas personales). Solo ten en cuenta que para contestarte debes de habilitar los permisos de tu correo para que “otros” puedan mandarte correo. NUNCA contesto en los comentarios del blog, ese es un espacio reservado solo para ti. Y si no te aburro demasiado, puedes seguirme en http://twitter.com/mpolishuk

 


2 respuestas a “¿Mi jefa(e) es como mi Madre/Padre?

  1. Estoy totalmente de acuerdo, sobre todo con los puntos 5 y 7. Enterar a tus subordinados sobre los planes que se tienen y la forma en que habrán de desarrollarse, les hace sentirse una pieza irremplazable dentro del equipo y refuerzan su compromiso por que la tarea tenga el mejor resultado posible. La catástrofe viene cuando sucede todo lo contrario: personas desinformadas sobre los planes y las metas, personas desconocedoras de los procedimientos, personas entorpeciendo la labor de los demás integrantes… Todo por falta de comunicación. Creo que, en ciertos sectores laborales, la comunicación entre los integrantes de un equipo carece de un flujo pleno gracias al temor de no ser retroalimentados, retribuidos, con datos de igual importancia; y es que desgraciadamente el mexicano aplica muy bien en la oficina ese dicho "están más cerca mis dientes que mis parientes": nunca falta el nefasto compañero que entre más y mejor información sea accesible para él, mayor provecho personal buscará obtener y menor interés por la tarea en equipo tendrá.El punto 7 es vital para el buen desempeño del trabajador. Cuando se le mencionan sus errores de forma pública, su autoestima tambalea y la inseguridad impregna su desempeño, lo cual tarde o temprano depositará en él un sentimiento de ira. Pero si se charla sobre los errores únicamente entre el trabajador y el jefe/supervisor, es muy factible que incluso el nivel de confianza del trabajador hacia su jefe se incremente.Y, en términos generales, sí: en nuestra segunda casa, también somos unos niños.

    Me gusta

  2. A mi me toco un caso mi hija o trabajadora estuvo con otros padre, la consintieron mucho, este caso es muy difícil ya que tu quieres que se desarrolle laboral_mente pero tienen pereza mental que solo quieren calentar el asiento.Las veces que hablaba con ella aplicando una de las reglas me hacia unos berrinches, bueno con decirles y siguiendo con la analogía, me acusaba con el abuelo, es decir mi jefe, lo malo de esto es que mi jefe es compadre de mi hija. otro ejemplo de mi misma hija es que me solicitaba permisos para faltar por sus hijas, dependiendo de la justificación en ocasiones le negaba el permiso, al final en ves de ver el permiso como tal, se convertía en un aviso. La verdad decidí solicitar un elemento mas y solo dejar las tareas mas fáciles a mi hija, por que tampoco me puedo des-hacer de este elemento.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s